Close

ABDOMINOPLASTIA

¿Qué es la abdominoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en obtener, a través de la remoción del exceso de piel y la grasa localizada en la parte baja del abdomen, una figura esbelta y bien definida, además de reforzar la musculatura de la pared abdominal.

¿Para quién es este tratamiento?

A través de una anestesia general aplicada al paciente, se procede a separar la piel de la pared abdominal por medio de unas incisiones por encima del pubis y, en algunos casos, alrededor del ombligo; exponiendo de esa manera los músculos abdominales. Una vez separado la piel el cirujano extraer el tejido graso y la piel suelta, pudiendo realizar de esta manera la unión y suturar de la piel del abdomen, posicionando el ombligo, logrando así un abdomen más firme y plano.

Este procedimiento suele durar entre 1 a 4 horas, dependiendo del exceso de piel que se deba remover y el método que será aplicado para el paciente.

¿Cuáles son las complicaciones de esta intervención?

Con la medicina moderna rara vez se dan complicaciones, pero como toda intervención quirúrgica, no se está excepto de estas, Hinchazón, infecciones, irritaciones, rechazo a la anestesia, retardo de la cicatrización son algunos de ellos, por este motivo es muy recomendado que el paciente tenga buena circulación, en caso de ser fumador evitarlo un tiempo antes de la intervención, seguir los pasos y recomendaciones que le indique el profesional para de esta manera minimizar y prevenir estos riesgos.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

Es muy normal sentir dolores, molestia e inflamación en las posteriores horas e incluso días tras haberse realizado esta intervención, es por este motivo que es muy importante seguir los tratamientos e indicaciones que su especialista le mande para una adecuada recuperación, acompañado de los analgésicos recetados para minimizar las dolencias en caso de ser necesario.

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. Se aconseja no realizar ejercicios en las 4 a 6 semanas de la intervención para prevenir complicaciones, Hay que esperar entre 9 a 12 meses para que la cicatriz se aplane y aclare aun que pueden dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación.

Para unos mejores resultados, generalmente se aconseja llevar una faja o un dispositivo elástico alrededor del abdomen durante las dos o tres primeras semanas tras la intervención.