Close

Carboxiterapia Corporal

¿Qué es la Carboxiterapia?

Es una técnica médica no invasiva, que consiste en la administración transcutanea de pequeñas dosis de dióxido de carbono. El gas carbónico provoca una mejora de la vascularización de los tejidos lo que permitirá un aumento de la oxigenación, eliminación de toxinas y líquidos acumulados, con la consiguiente reducción de grasa y celulitis presente en la zona tratada, además de estos beneficios, también mejora la síntesis de colágeno y elastina, proporcionándole a la piel nutrición y reparación, dándole una apariencia más limpia y tersa.

¿Cuáles son sus recomendaciones?

La Carboxiterapia está indicada para:

Reducción de celulitis.

Flacidez en glúteos, piernas, vientre, manos, brazos, etc.

Eliminación de grasa localizada.

Las estrías son eliminadas o disminuidas significativamente con esta terapia.

Útil en el tratamiento de microvarices.

Como coadyuvante de la lipoescultura, antes y después de dicho procedimiento, para maximizar los resultados.

¿Cómo es el curso de la Carboxiterapia?

La administración del dióxido de carbono es realizada con un dispositivo especial que controla la dosificación del gas y disminuye las molestias de las punciones, haciendo más cómoda y tolerable la terapia. Por lo tanto, las sesiones son casi indoloras, aunque es posible sentir pequeñas molestias en algunas zonas, ocasionadas por la distención que produce el gas al ser infiltrado. Es un procedimiento que No requiere anestesia.

Dado que el dióxido de carbono es un componente natural en el funcionamiento de nuestro cuerpo, la carboxiterapia no presenta riesgo de alergia.

Una sesión de carboxiterapia dura entre 20 y 30 minutos.

Después del procedimiento, pueden aparecer zonas de eritema y raramente, pequeños hematomas. La piel se repone rápidamente debido a la dilatación de los vasos y las erupciones desaparecen en unas pocas horas.

¿Cuántas sesiones necesitas aplicarte?

La cantidad de sesiones necesarias para lograr el resultado deseado varía según el área a tratar, así como a tus características particulares. Por lo general, toma de 10 a 20 sesiones para reducir la grasa y celulitis localizada y mejorar significativamente la elasticidad y el color de la piel. Después del tratamiento inicial, el resultado se puede preservar con sesiones de refuerzo que tu médico de Kesia indicará según tus requerimientos.