Close

Hilos Tensores Corporales

¿De qué se trata esta técnica?

Es un procedimiento basado en la inserción de hilos de Polidioxanona (PDO) los cuales tienen como función aportar tensión mecánica desde el momento de su colocación y estimular a los fibroblastos; células cuya principal misión es la regeneración de nuestra piel, aumentando la síntesis de colágeno y elastina a mediano plazo, con una larga duración.

El método se lleva a cabo de manera controlada, permitiendo el confort del paciente durante su realización, ofreciendo los beneficios de un procedimiento no quirúrgico, que requiere un tiempo de recuperación corto, con una duración estimada entre 1 y 3 años.

¿Cómo es el procedimiento y que efectos se consiguen?

El médico estético de clínicas Kesia, está especializado en la colocación estratégica de estos hilos, insertándolos bajo la piel, después de la anestesia local (no siendo ésta estrictamente necesaria), garantizando así que el proceso sea lo menos molesto, rápido y completamente ambulatorio, permitiéndole al paciente incorporarse a su rutina cotidiana, manteniendo unos cuidados mínimos, como evitar movimientos bruscos en la zona tratada, durante los próximos días.

Estos hilos no producen aumento de la zona donde son colocados, ya que no son sustancia de relleno, sin embargo, en ocasiones puede parecer que hay aumento de volumen del área tratada, efecto visual que se consigue por reubicación de las estructuras y elevación de los tejidos, modelando su forma. El resultado es visible de forma inmediata y gradual después del tratamiento. La durabilidad del efecto depende de las características propias de cada persona.

¿Qué partes de mi cuerpo puedo tratar con los hilos tensores?

Las zonas que pueden tratarse con resultados increíbles son:

  • Cara interna de los brazos.
  • Cara interna de muslos.
  • Glúteos.
  • Mamas.
  • Escote.
  • Abdomen.
  • Zona periumbilical.
  • Zona superior de las rodillas.

Los mejores candidatos para este tratamiento, son aquellas personas que desean anticipar o corregir el inicio de la flacidez, para reafirmar su piel, además enlentecer el proceso de envejecimiento.

Si las partes de tu cuerpo que deseas mejorar están demasiado caídas o con exceso de grasa o tejido magro, existen otras alternativas como la combinación de esta técnica con otros tratamientos de medicina estética, así como los procedimientos quirúrgicos tradicionales, con los cuales obtendrás el efecto óptimo.

Ventajas de los Hilos Tensores:

Ausencia de cicatrices, como las producidas en una intervención quirúrgica.

El uso de anestesia no es obligatorio, lo cual estará condicionado por el nivel de sensibilidad de cada paciente y el área a tratar.

Los resultados son muy naturales.

Total discreción y seguridad, ya que están elaborados de una sustancia compatible con nuestro organismo, que además es reabsorbible.

Posibilidad de realizar al mismo tiempo otros procedimientos, como la infiltración de vitaminas, que potencian el resultado buscado.

Facilidad de realización

Procedimiento casi indoloro.

Periodo de convalecencia muy corto, con cuidados mínimos.

Esta técnica es una innovación médica estética, relativamente simple, segura y efectiva. Para obtener más información, consulta a tu médico de Kesia quien te evaluará de forma completa y personalizada para determinar el tratamiento acorde a tus necesidades.