Close

Intralipoterapia o Liposucción Sin Cirugía

¿Liposucción No Quirúrgica? ¿Existe?

¡Pues Si! Es una técnica en la cual se emplea una sustancia conocida como Fosfatidilcolina, que es un fosfolípido extraído de la lecitina de soja en su forma más pura. Los fosfolípidos son elementos importantes de la membrana celular del cuerpo humano. Cuando se inyecta en la grasa debajo de la piel, disuelve la membrana del adipocito, destruyéndola. Una vez destruidas, las células grasas no pueden regenerarse, a este proceso se le conoce como lipólisis.

¿Cuáles son sus indicaciones?

Este procedimiento es la mejor solución para tratar pequeños depósitos de grasa en abdomen, flancos, cartucheras, cara interna de las rodillas e incluso los tobillos. Cabe destacar que este tratamiento es útil para pacientes con acúmulos de grasa localizada, rebeldes a la dieta y al ejercicio, pero en condición de “normopeso”, es decir, sin sobrepeso generalizado. Para otros problemas de obesidad tu médico de Kesia analizará y orientará hacia las alternativas más eficaces.

¿Cómo es el tratamiento?

La terapia consiste en la infiltración de la sustancia, específicamente en el tejido adiposo que se desea eliminar, con el propósito de evitar efectos indeseables en los tejidos circundantes, por lo cual es de vital importancia que el procedimiento sea ejecutado por un profesional especializado que puedes encontrarlo en tu Clínica Kesia más cercana.

Las inyecciones se realizan con agujas muy finas. El procedimiento solo lleva unos 20 a 30 minutos. En los días siguientes es posible sentir molestias e hinchazón en el área tratada. Esto se debe a la inflamación causada por la destrucción de los adipocitos.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Pueden realizarse alrededor de 2 a 3 sesiones, pero tu cuerpo será quien determine las necesarias. Debido a la inflamación inducida por el proceso de destrucción de la materia grasa, en algunos casos no es posible apreciar los efectos reales del tratamiento de manera inmediata, por lo tanto, es necesario esperar hasta un par de semanas antes de ver los resultados definitivos.

Ventajas de este tratamiento

La fosfatidilcolina utilizada es altamente purificada y libre de proteínas, por lo que el riesgo de reacción alérgica es mínimo.

No requiere anestesia, por lo cual se evitan los riesgos asociados a la misma.

Los efectos secundarios que pueden presentarse son menores, como molestias en el área tratada, inflamación, enrojecimiento y, raramente, hematomas.

Manteniendo hábitos de vida saludables y siguiendo las recomendaciones de tu médico, puedes disfrutar por un tiempo prolongado de tu cuerpo escultural, ya que las células grasas destruidas no pueden regenerarse y el proceso de hipertrofia de las células restantes es algo que puedes evitar, promoviendo el ejercicio físico y una dieta equilibrada. Recuerda que el mejor tratamiento es un estilo de vida saludable.

Antes | Despues

Antes | Despues