Close

LIFTING DE PIERNAS

¿Qué es el Lifting de Piernas?

El lifting de piernas es un tratamiento que ayuda a moldear los muslos para crear un aspecto más firme y proporcionado. A menudo se realiza junto con la liposucción para lograr una piel más lisa.

El aumento y la reducción drástica de peso, el envejecimiento e incluso la genética pueden causar la pérdida de elasticidad de la piel situada en la cara interna de los muslos. El lifting de piernas es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar la tonicidad de la piel en los muslos y mejorar el contorno corporal.

¿En qué consiste la intervención?

La intervención consiste en extirpar el exceso de piel y grasa para así tersar la piel que ha perdido elasticidad y con excesiva flacidez debido, en la mayoría de los casos, a pérdidas de peso bruscas.

La cruroplastia hace referencia a la cirugía del contorno que tiene como objetivo conseguir unos muslos más firmes y lisos tras eliminar el tejido sobrante. También es muy socorrida en casos de problemas funcionales, ya que en ocasiones un exceso de tejidos en esta zona puede producir roce, irritación y molestias en el transcurso del día.

¿Cuánto dura la intervención?

La cirugía generalmente lleva de dos a tres horas dependiendo de la cantidad de tejido a eliminar.

¿Y LAS CICATRICES SERAN VISIBLES?

Los tratamientos de lifting de muslos dejan cicatrices pero en muchos casos, se pueden ocultar con la ropa interior o el traje de baño.

Si está considerando realizarse un lifting de muslos, pero le teme a las cicatrices, un cirujano experimentado en este tipo de procedimientos puede explicarle esta posibilidad, además de otros aspectos potencialmente negativos de la intervención para que usted pueda tomar una decisión con conocimiento del tema.

En otros casos de mayor flacidez que afecta a toda la cara interna del muslo, tendremos que realizar la cicatriz más larga por la cara interna, quedando oculta y lo más imperceptible posible.

En general, la cicatriz suele ser horizontal, escondida en el pliegue de la ingle , y suele quedar muy oculta debido a su situación y a que se confunde con el pliegue natural.

En casos de pérdida masiva de peso con mucha laxitud asociada, es necesario hacer una segunda cicatriz que es vertical, a lo largo del eje de la cara interna del muslo, en dirección a las rodillas.