Close

Mesoterapia Corporal Infiltrada

Hablemos de la Mesoterapia Corporal…

Se trata de una técnica no invasiva, que consiste en el uso de un dispositivo, diseñado para la infiltración de medicamentos, mediante una serie de microincisiones en el tejido adiposo. En Kesia utilizamos la pistola de infiltración CONCERTO, que permite una aplicación perfectamente controlada de la dosis y la profundidad de administración de la sustancia, ya que es de última tecnología, facilitando el procedimiento de una forma casi indolora, logrando maximizar los resultados esperados.

¿Cuál es la utilidad de esta técnica?

Este tratamiento médico estético sirve para eliminar o disminuir la celulitis así como la grasa acumulada en distintas zonas de nuestro cuerpo, aportando elasticidad y firmeza a la piel.

En la mesoterapia se utilizan productos lipolíticos, es decir, sustancias que promueven la descomposición y eliminación de la grasa localizada en los contornos de nuestro cuerpo. Es por esta razón que esta técnica también es conocida bajo el término “lipólisis por inyección”.

En Clínicas Kesia estamos comprometidos con tu satisfacción y seguridad, es por eso que todos nuestros médicos están altamente calificados con una amplia experiencia en el uso de esta técnica, utilizando sólo productos de calidad certificados, fabricados por laboratorios reconocidos a nivel mundial, como el Cóctel Mesohyal de última generación con äcido Hialurónico, compuesto además por Carnitine, ideal para combatir la celulitis compacta; Artichoke, que estimula el drenaje del sistema linfático y útil para atacar la celulitis blanda; Silicio Orgánico, mejora la elasticidad de tu piel; y Melilot, estimulante de la síntesis de colágeno.

¿Cuáles zonas puedo tratarme?

Las áreas más comunes de acumulación de grasa y celulitis son: Glúteos, abdomen, flancos, cartucheras, muslos y brazos, en los cuales se logran resultados excelentes con este tratamiento.

¿Cómo son las sesiones, cuantas son necesarias?

El tratamiento no es doloroso, cada sesión tarda aproximadamente entre 20 a 30 minutos, pudiendo realizarse hasta 2 por semana. El número de sesiones va a depender de la severidad del problema a tratar y de las características propias de cada paciente, pudiendo potenciarse el efecto si sigues las recomendaciones que el médico determine para tu caso. Por lo general pueden ser necesarias de 10 a 20 sesiones.