Close

Mesoterapia Facial de Ácido Hialurónico

¿Qué es la mesoterapia con ácido hialurónico?

Cuando los años, el cansancio y el estrés empiezan a tener un efecto negativo sobre el brillo natural de nuestra piel, es posible realizar un tratamiento de mesoterapia facial, que le devolverá a tu rostro su luminosidad natural y firmeza.

Este tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones de ácido hialurónico que revitalizan la piel, evitando así el envejecimiento facial. Además, este tratamiento no solo rejuvenece la piel, sino que también aporta firmeza, elasticidad y tono a la cara.

El ácido hialurónico es un componente presente de manera natural en nuestro organismo, que actúa como una esponja molecular, capturando grandes proporciones de agua, para proporcionar a la piel un nivel adecuado de hidratación y una apariencia saludable.

Cuando la cantidad de ácido hialurónico disminuye con el paso de los años, la piel tiende a debilitarse, al aplicar esta sustancia en la mesoterapia facial, la piel se hidrata nuevamente desde el interior.

¿Cómo se realiza la mesoterapia facial?

Es un proceso simple que implica la inyección en la dermis, de pequeñas cantidades de este compuesto a través del uso de agujas muy delgadas, esto puede llevar de 15 a 30 minutos y no es un tratamiento doloroso.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En líneas generales, para obtener los mejores resultados, es necesario hacer una serie de 3 sesiones aproximadamente, a intervalos de 15 a 20 días. El mantenimiento de este tratamiento varía según el tipo de piel, la edad del paciente, su entorno, hábitos, etc. Por lo general, las sesiones de retoque se pueden realizar al menos una o dos veces al año.

¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento?

Los principales beneficios de la mesoterapia facial con ácido hialurónico son:

Puede aplicarse como tratamiento preventivo en pieles vulnerables, así como, con fines curativos en pieles con problemas establecidos.

Lograrás un rostro más juvenil y saludable.

Notarás que tu piel está mucho más hidratada desde la primera sesión.

Tu cara se verá más uniforme y radiante.

Tus facciones se verán firmes y reestructuradas.

Una gran ventaja de este tratamiento es que es prácticamente indoloro y no requiere mucho tiempo de recuperación

¿Que ocurre después del procedimiento y que cuidados debo tener?

Algunos hematomas pueden formarse debido a las infiltraciones, pueden ocurrir después de la sesión. También puedes presentar enrojecimiento leve que desaparecerá después de unas horas. No expongas la piel al sol, usa protección solar, hidrátate muy bien a diario y disfruta de tu renacida belleza.