Close

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

¿Qué es el PRP y para qué sirve?

Se trata de una técnica fundamentada en el uso de los factores de crecimiento (proteínas contenidos en estructuras plaquetarias), con la finalidad de establecer el proceso de regeneración tisular de nuestra piel, a través de la estimulación de los fibroblastos, con la consiguiente producción de colágeno y elastina, devolviéndole su lozanía y juventud.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

En primer lugar es necesario que tu médico estético de Kesia durante la consulta, realice una anamnesis detallada para establecer el diagnóstico de que tu condición de salud es óptima al momento de la extracción sanguínea, de donde se obtendrán las plaquetas.

Posteriormente, esta sangre es sometida a un proceso de centrifugación, a través del cual es posible la obtención del plasma rico en plaquetas.

Para la infiltración de tu plasma, previa asepsia y antisepsia de la zona a tratar, se utiliza una aguja muy fina, permitiendo de este modo que el procedimiento sea indoloro y rápido.

Es recomendable acudir el día de tu cita en ayuna de lácteos y carbohidratos refinados, con el fin de obtener un plasma puro que garantice la efectividad del tratamiento.

¿Cuáles son sus indicaciones, tiempo de duración y ventajas?

El PRP es un tratamiento ideal para rejuvenecer cara, escote y manos.

Excelente para eliminar ojeras.

Está indicado en pieles maduras con signos de envejecimiento en las que necesitamos aumentar su firmeza y luminosidad.

Es perfecto para tratar pieles jóvenes con secuelas de acné inactivo, consiguiendo increíbles resultados.

Los efectos son visibles a partir de un par de semanas y se extienden a unos 6 a 8 meses, durante los cuales tu piel mejorará progresivamente, existiendo la posibilidad de realizar sesiones posteriores para prolongar su longevidad.

Es un tratamiento absolutamente seguro ya que se utiliza siempre el plasma propio de cada paciente, por lo que no existe riesgo de alergias, rechazo o infección.