Close

Relleno de Pómulos con Ácido Hialurónico

¿Cuál es la importancia de los pómulos en nuestra cara?

Los pómulos son uno de los principales elementos que le atribuyen armonía a nuestro rostro, permitiendo su definición, además, al ser redondeados y con buen volumen, nos dan una imagen de juventud y vitalidad ya que ayudan a prevenir la caída de la piel mejorando nuestra apariencia.

Con los efectos del tiempo, estos tienden a ensancharse, aplanándose (por la atrofia de la grasa pero también por disminución del relieve óseo) reflejando una apariencia de envejecimiento y fatiga en la persona.

Durante la juventud, la cara puede ser vista como un triángulo, cuya base se centra en los pómulos, la inversión de este triángulo es signo de envejecimiento, esto debido a la pérdida del volumen de nuestros apreciados pómulos.

¿Cómo es el tratamiento con ácido hialurónico?

El aumento de pómulos se realiza a través de infiltraciones con una aguja muy delgada, de forma mínimamente invasiva, rápida y de manera ambulatoria, es decir, no se requiere la permanencia en el centro y realizarlo en tu clínica Kesia es totalmente seguro.

Es casi indoloro, el médico estético puede aplicar en la zona algún tipo de anestesia local muy leve, para eliminar las pequeñas sensaciones que puedas tener con las punciones. Generalmente no es necesario.

Una vez finalizado el procedimiento, el paciente puede continuar con su vida normal aunque es posible que sienta insignificantes molestias o una ligera inflamación en el área de las mejillas. Se estima que de 24 a 48 horas desaparecen por completo.

¿Cuál es la duración del efecto con ácido hialurónico?

Los rellenos de pómulos con ácido hialurónico tienen una duración aproximada de 12 meses. Esta técnica de rejuvenecimiento facial, al ser realizada con un compuesto de propiedades excepcionales (sustancia natural reabsorbible y temporal) permite realzar con seguridad tus facciones, proporcionando una expresión natural.

En los tratamientos con esta sustancia se recomienda realizar una sesión de refuerzo pasados unos meses, observando su evolución durante el primer año. Después de este período de tiempo es aconsejable rellenar la parte de producto que ha sido absorbida por el organismo y así lograr nuevamente el volumen deseado.

¿Para quién está indicado este tratamiento?

Este tratamiento, tiene como objetivo aumentar el volumen de esta área, sin sobrellenar, es decir, no debe ser demasiado alto ni demasiado bajo, lo ideal es que esté centrado en el hueso malar, para ofrecerle a la cara definición y cierta redondez con mucha naturalidad, en este sentido, se puede considerar una amplia gama de pacientes. Según la morfología y la edad de la persona, pueden lograrse diversos resultados, desde mantener el aspecto juvenil hasta mejorar la fisionomía del rostro, además, una arruga facial se puede tratar de forma aislada cuando es un defecto leve y pequeño, pero si son más profundas el tratamiento de primera línea suele ser el relleno de los pómulos, ya que ayuda al levantamiento de los tejidos subyacentes, mejorando de esta forma los surcos nasogenianos, las líneas de marioneta, la papada, así como la zona de las ojeras.

Los pómulos bien tratados, proporcionan al rostro una imagen suave, alegre, joven y un tanto exótica. Tu médico especialista de Kesia te guiará en la decisión más acertada. Durante la consulta, analizará cual es el tratamiento idóneo para ti.