Close

Tratamiento Médico con Dermapen

(Dermoabrasión)

¿Qué es el Dermapen y para qué sirve?

Es un dispositivo en forma de lápiz, cuya punta de contacto con la piel, posee microagujas para realizar pequeñas punciones cutáneas, mínimamente invasivas, creando lesiones microscópicas capaces de activar los mecanismos de defensa de nuestra piel, en los que destaca la producción de colágeno y elastina. Además, al realizar punciones sucesivas sobre la epidermis, provoca su regeneración, ya que el nuevo colágeno reforzará la capa córnea, otorgándole una mejor textura, suave y con un tono más luminoso.

Se trata de un tratamiento muy seguro para cualquier tipo de piel, efectivo en la reducción de manchas, secuelas de acné, cicatrices quirúrgicas y para mejorar la apariencia de la piel en general.

¿Qué zonas pueden tratarse con Dermapen?

Se puede aplicar alrededor de toda la superficie facial, escote, cuello, dorso de las manos, zonas con estrías, entre otras.

¿Qué beneficios proporciona este dispositivo?

Ofrece un mecanismo de acción más controlado y seguro que otros dispositivos similares, ya que su punta de microagujas viene en empaques individuales y esterilizados, cambiándose de forma sencilla para garantizar la seguridad el paciente.

Su punta puede regularse, disponiendo de unas medidas que van desde los 0,25mm hasta los 2,5mm de profundidad, permitiendo a tu médico especialista de Kesia establecer control y eficacia en el tratamiento, adaptándose a los requerimientos del área a tratar y a los diversos tipos de piel.

Su funcionamiento automático minimiza el dolor y puede utilizarse para la aplicación de sustancias nutrientes para nuestra piel, facilitando su absorción.

Las agujas de Dermapen sellan de manera vertical y uniforme la epidermis, permitiendo una penetración en todas las texturas y tipos de piel, sin el riesgo de producir daños en ella, sólo la notoria mejoría de tu piel.

¿Cuál es el tiempo de realización y número de sesiones recomendadas?

Este procedimiento suele realizarse entre unos 20 a 30 minutos, dependiendo de la amplitud de la zona que desees tratarte. El número de sesiones igualmente varía, por lo general son necesarias de 3 a 6 sesiones anuales para lograr ese efecto cautivador que deseas alcanzar.